De nuevo, contra la censura

El pasado 6 de febrero por la noche se conoció que MVS había privado a Carmen Aristegui del espacio radiofónico que ocupó, durante más de dos años, en los noticieros de esa empresa. Un comunicado de MVS confirmó la sospecha generalizada: que la decisión de sacarla del espectro radioeléctrico fue tomada a raíz del comentario de la informadora sobre la manta exhibida en el Palacio Legislativo de San Lázaro unos días antes, por legisladores de oposición, en la que se aludía al alcoholismo de Felipe Calderón. “No es la primera vez que se habla de este tema, de un presunto alcoholismo de Felipe Calderón […] “Las sociedades requieren saber cuál es la condición de quien está tomando decisiones en nombre del interés general”, “Debería la propia Presidencia de la Rfepública dar una respuesta clara, nítida, formal, al respecto.” “Si efectivamente hay elementos firmes que hagan presumir un problema de alcoholismo de Felipe Calderón, tendría que ser tratado con la seriedad del caso”.

El asunto, como puede verse, fue abordado por la informadora con seriedad, respeto, transparencia y profesionalismo y no constituyó, como argumenta MVS, una “presentación y difusión de rumores como noticias”.

Independientemente de que la decisión de sacar del aire a Aristegui haya sido una aplicación distorsionada de lineamientos de ética periodística, una concesión en el contexto de la negociación entre el gobierno federal y la empresa por la ampliación y renovación de concesiones, o bien el acatamiento servil de una simple orden despótica procedente de Los Pinos, el resultado es un atropello a la libertad de expresión de la comunicadora, una violación al derecho a la información de los radioescuchas y una ominosa señal de autoritarismo, arbitrariedad y opacidad por parte de un régimen entrampado en su propia corrupción, en la torpeza de sus decisiones y en su falta de sentido nacional.

Los derechos de la ciudadanía en su conjunto han sido, pues, violentados. La sociedad no debe permitir que los poderes políticos, económicos y mediáticos que ostentan el control del país sigan quebrantando el orden constitucional y legal como lo hicieron –una vez más– al sacar del cuadrante la voz de Carmen Aristegui. No debe tolerarse la consolidación de un poder autocrático, censor, oligárquico y claramente antidemocrático en torno a la alianza político-empresarial y mediática que, de nueva cuenta, ha exhibido su intolerancia, su cerrazón y su instinto dictatorial. Por ello, es fundamental rechazar la censura en las frecuencias de MVS –frecuencias que pertenecen a la Nación, no a los concesionarios– y expresar en forma activa la plena solidaridad con Aristegui.


México, D.F., a 8 de febrero de 2011.-

viernes, 4 de enero de 2008

Saldrá Aristegui de W; es incompatible con el modelo editorial de la emisora

Durante 2007 se conocieron presiones patronales para limitar la crítica de la periodista

Blanche Petrich

La radioemisora W, copropiedad de Televisa y el Grupo Editorial Prisa, de España, decidió ayer no renovar el contrato de la periodista Carmen Artistegui, conductora del noticiero matutino Hoy por hoy, que formalmente vence este 5 de enero.

Los directivos de la W comunicaron lo anterior a los reporteros del noticiario. Por tanto, este viernes la reconocida periodista se despedirá al aire de su audiencia en su espacio radiofónico, que se transmitirá, como de costumbre, y por última vez, de seis a 10 de la mañana.

Desde hace algunos días, la negociación para la renovación del contrato de la conductora se había estancado. Fuentes cercanas a la periodista revelaron que la empresa sostuvo que la labor desarrollada por Aristegui durante cinco años en esa radioemisora “dejó de ser compatible con el modelo editorial” del consorcio.

Sin embargo, todavía anoche y después de haber notificado a los reporteros a su cargo que hoy sería el último día de trabajo de Aristegui en el noticiario, algunos directivos de segundo nivel sostenían, como “versión oficial”, que la negociación por la renovación del contrato “estaba difícil pero seguía su curso”.

A lo largo de 2007 se empezaron a conocer las presiones de los consorcios Televisa y Prisa por limitar los márgenes de crítica de la periodista. Aristegui fue la única voz en el espectro televisivo y radioeléctrico que dio espacio a voces opuestas a la ley que pretendía perpetuar el poder del duopolio Televisa-Televisión Azteca.

Durante la campaña electoral de 2006, sólo esta conductora dio espacio en medios electrónicos al papel que jugó el cuñado de Felipe Calderón, Hildebrando Zavala, en la manipulación del padrón de electores.

Apenas asumida la Presidencia por el panista Felipe Calderón, su otro cuñado y cercano amigo Juan Ignacio Zavala fue nombrado representante de los intereses del consorcio multimedios hispano Prisa.

En marzo fue nombrado director de la W el periodista Daniel Moreno, hombre cercano a Zavala y a la esposa del ex presidente Vicente Fox, Marta Sahagún. En ese periodo, la oficina de prensa de Los Pinos concedió entrevistas prácticamente a todos los conductores de los noticiarios electrónicos. Carmen Aristegui fue excluida, notablemente, de este programa de difusión.

Aristegui, reconocida como una de las líderes de opinión más importantes de México, ingresó a la W hace cinco años, a raíz del conflicto con Pedro Ferriz de Con, quien la expulsó –a ella y al conductor Javier Solórzano– del noticiario Imagen Informativa, de Grupo Imagen.

En años recientes, Aristegui llevó al noticiario matutino Hoy por hoy a sus más altos niveles de audiencia, por encima de la barra de noticias de Radio Fórmula que conduce Óscar Mario Beteta a la misma hora. Oficialmente éste es señalado como el de mayor rating en el espacio radiofónico.

La conductora, también titular del programa de entrevistas Aristegui, de la CNN en español, afianzó su prestigio y reconocimiento por la forma crítica y a profundidad con que abordó temas controvertidos.

En su espacio se ventilaron con amplitud las dudas en torno a los resultados de las elecciones de 2006 y la resolución del tribunal electoral; la versión de la “muerte por gastritis” de la anciana nahua Ernestina Ascensión, de la sierra Zongolica; las denuncias de encubrimiento del cardenal Norberto Rivera a curas pederastas; el caso del presunto pederasta Succar Kuri y la periodista Lydia Cacho, y el posterior fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que exoneró al gobernador de Puebla, Mario Marín. Éstos, entre una gran gama de temas usualmente acallados en radio y televisión.

3 comentarios:

mercedes dijo...

Carmen no estás sola, la inundación de mi tierra se queda corta, porque fue un crimen ya que fue provocada, con este golpe a la libertad de expresión amordazando y eliminando a la única voz que daba voz al rayo de esperanza en los medios electrónicos y que es lo que significa la CRITICA en un pais 'democrático', alucinamos en esto definitivamente, estamos locos en llamar a México democrático.

No nos dejan nada, esto si es un totalitarismo pleno, qué hacer cuando todas nuestras comunicadoras están siendo silenciadas por todas las vias. En provincia nos llegaba el 22 y el 11 donde había chance de ver a Solórzano, Meyer y a Dresser, ya también lo quitaron de sky y cable, no si a estos rapaces nadie los detiene.

De todos modos aquí nos toco vivir, como bien señala la Pacheco, y seguiremos dando y levantando la voz hasta donde nos de el valor y asumamos los riesgos.

Radioamlo continúa haciendo su esfuerzo en la red a lo mejor por ahí podamos abrir algo en calidad de mientras no se de qué pero escuchar a alguna voz sensata, hagámoslo. No hemos salido del 2000 sin duda alguna.

Un abrazo desde Tabasco,

Dra. Judith Castañeda Mayo
judithcmayo@hotmail.com

Mauricio dijo...

Una pregunta incomoda, la compañia ¿esta en su derecho de contratar o dejar de contratar a quien quiera?

Con todo respeto para todos los que se "solidarizan" con Dona Carmen, la solidaridad no sirve de nada, lo que cuenta son los hechos.

Una radio que transmite por Internet las 24 HR para unos 1000 usuarios tiene un costo anual aproximadamente de 15,000 e incluso puede que menos.

¿No habemos 1000 personas que podamos pagar 15 pesos ANUALES para que personas como Doña Carmen tenga un espacio? ya no digamos 1000, ¿100 cien, cien personas que podamos pagar 150 pesos ANUALES para una radio libre? una radio financiada por "nosotros" y no por publicidad

Aqui van mis 150 y puedo juntar minimo otras 10 para ello, Hechos son lo que cuenta.

Mauricio Baeza

webmail74 ARROBA gmail PUNTO com

Anónimo dijo...

Me uno a la propuesta de mauricio baeza. Naturalmente, el alcance de Internet comparado con el de FM es muy inferior. Pero si la eme equis pudo juntar gente y ascar un semanario, por qué en este caso no ha de poderse?
contacto: moztrenkoenyahoopunto com